Cerraduras de sobreponer

Las cerraduras de sobreponer son una excelente opción para cuando quieres instalar una cerradura convencional en tu hogar, oficina o apartamento. Gracias a estas, podremos gozar de la confianza que nos merecemos cuando estamos en nuestro espacio. Logrando mantener siempre alejados a intrusos y dueños de lo ajeno.

También te puede interesar:

 

Ventajas de las cerraduras de sobreponer

Las cerraduras de sobreponer son fabricadas generalmente en materiales muy pero que muy resistentes, hierro, acero y muchas otras aleaciones imposibles de romper o forzar.

Es gracias a esta resistencia que nos da el acero, que las cerraduras de sobreponer logran dar seguridad extrema al momento de quedar instaladas en las puertas principales de una instalación.

Además de sus marcos de acero, podemos instalar otras capas de metal resistentes llamadas placas anti-taladro, que permitirán reforzar 2 o 3 veces más la cerradura.

Las cerraduras de sobreponer nos dan la ventaja de que no es necesario embutirlas dentro de la puerta, sino, como su nombre lo indica, tan solo tendremos que sobreponerlas en esta, lo que nos ahorrará mucho tiempo en la instalación.

El principal característico de estas cerraduras es que están indicadas para evitar todo tipo de forcejeo, haciendo que los taladros, dianas y hasta disparos les causen apenas rasguños.

En marcas reconocidas fabricantes de cerraduras de sobreponer como pueden ser CISA o Yale, nos encontraremos con sistemas de seguridad contra técnicas como pueden ser el bumping o las clásicas ganzúas.

Cuando compres una cerradura de sobreponer asegúrate de que estas cuenten con estos sistemas para reforzar aun mas la seguridad de tu hogar u oficina.

Las cerraduras de sobreponer también nos dan la ventaja de ser muy resistentes contra la intemperie, por lo que podremos instalarlas en puertas exteriores propensas al clima o también en rejas.

 

¿Como instalar una cerradura de sobreponer?

Como te contamos, el proceso de instalar una cerradura de sobreponer es muy sencillo ya que no es como la mayoría de cerraduras convencionales.

No tendrás que embutir la cerradura en la puerta, lo que te ahorrará trabajo taladrando, puliendo y calculando a milímetro el lugar en donde debe estar la cerradura, además de no estar tan propenso a errores.

Para instalar una cerradura de sobreponer tan solo necesitarás un destornillador y los tornillos que vienen con esta y empezar a poner en su lugar, puede que necesites abrir nuevos agujeros en la puerta, lo que no será problema si cuentas con un taladro pequeño.

 

Cada producto y enlace de Amazon que vez en nuestro sitio web se actualiza todos los días.

Deja un comentario